What is the problem?

 

The advance of the agricultural frontier is a problem that affects forest areas worldwide.
In Nicaragua, the tropical rainforest has been substantially reduced in the last 50 years.
Southeast Nicaragua has been no exception. Every year new areas are deforested to
become grassland.

 

Bosque-deforestacion

Change in the landscape as a result of the destruction of forests in Southeast Nicaragua.

 

The Indio-Maíz Biological Reserve, with an area of 2639.8 square kilometers, has been
part of the areas affected by the establishment of settlers from interior of the country,
mainly from the municipalities of Chontales, Nueva Guinea and Rama. These families
have a productive culture that threatens the existence of forests. One of the main
practices is logging-slash-burns, with which the forest is burned to produce food and
later to establish pasture for livestock.
In the mid-1990s, in the core zone of the Reserve, the communities Nueva Samaria and
Nueva Jerusalem were created. The government promised to relocate much of the 230
families that were identified in 1994. This promise was never fulfilled, triggering the
arrival of new families. In 2001, due to the large number of people settled in the core
area of the Reserve, an eviction took place. This action took effect and several of the
affected areas had begun to recover.
However, the permanence of people engaged in illegal land sales and the lack of
concern or inability of institutions to stop the invasion have allowed the accelerated
destruction in the past five years.

 

Deforestacion

Deforested areas by settlers in the Reserve.

 

Falta voluntad política

Desde su creación en 1990 la Reserva Indio-Maíz ha vivido momentos difíciles. A mediados de los noventa se crearon, en la zona núcleo, las comunidades de Nueva Samaria y Nueva Jerusalen. Esta acción contó con el respaldo de políticos locales deseosos de ganar votos para sus campañas. El gobierno de turno se comprometió a reubicar a la mayor parte de las familias, sin embargo este compromiso nunca se ha hecho efectivo lo que sirve como argumentos a favor de quienes venden o compran tierras en el área.

Hoy en día la mayor parte de las personas con quienes el gobierno tenía compromisos han migrado pero las comunidades de colonos dentro de la Indio-Maíz continúan creciendo, consolidándose como puerto de entrada para la deforestación de nuevas áreas. Según testimonio de pobladores en el municipio de El Castillo la destrucción ambiental y la actividad ganadera en Nueva Samaria supera con creces  a otras comunidades asentadas en la zona de amortiguamiento.

En el 2001, producto del avance de colonos, el gobierno central llevó a cabo el primer desalojo. Esto se convirtió en una señal clara y detuvo temporalmente la colonización. Sin embargo en la actualidad, 14 años después, la situación está llegando a niveles alarmantes, con más de 600 familias establecidas en el corazón del área y la llegada diaria de más personas.

Escuchemos a un guardabosques del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales hablando sobre el tema:

 

 

A continuación les compartimos dos informes generados por la organización ambientalista FUNDACION DEL RIO sobre las giras de monitoreo realizadas en coordinación con MARENA, Policía Nacional y Ejercito de Nicaragua en 2012. Cabe destacar que estos eventos fueron los últimos en los que MARENA permitió la participación de dicha Organización en sus recorridos.

Informe 1

Informe 2

 

Para conocer más sobre la problemática actual de la Reserva compartimos el siguiente video. En este material se recogen imágenes y testimonios de pobladoras y pobladores preocupados por lo que está sucediendo.